Hoy vivimos una generación distorsionada de adolescentes, la sociedad y los medios de comunicación han influenciado mucho en sus vidas, muchos de los principios cristianos están en contradicción con lo que la cultura actual enseña, llevándolos a una mentalidad prematura que los hace vivir emociones destructivas y explorar terrenos equivocados para esta etapa.

Los jóvenes tienen la tendencia de vivir bajo una mentalidad adulta y los adolescentes bajo una mentalidad juvenil avanzada. Esto se debe a una mala formación en las familias. Este ministerio está edificando los futuros líderes que con amor y comprensión podrán restaurar el corazón de muchos otros.

 

2012 © Ministerio Ultima Llamada | Todos los derechos reservados | Ultima Llamada Multimedios